3 Mar

10 tips para tu primera clase de yoga

Por Sonia Short para Panamá Hace Yoga.

Quizá no hayas pensado en esto: hasta el instructor más experimentado en yoga tuvo una primera clase. Y es muy probable que le hayan asaltado las mismas interrogantes que a ti. Sin embargo, si ya diste el primer paso y elegiste un estudio y/o profesor con quien practicar, tienes tu mat comprado y el día apartado, no dejes que el vaivén de tus pensamientos te desanime.

Toma en cuenta estos 10 tips para que disfrutes al máximo de tu primera clase y que sea algo que quieras repetir, ojalá, para siempre.

  1. Ropa cómoda, pero no muy holgada: No necesitas ropa especial “de yoga” para practicar. Pero, ten en cuenta que necesitas moverte con libertad. Recuerda que algunas posturas serán con la cabeza hacia abajo y si llevas un suéter muy ancho este se deslizará y tu torso quedará descubierto, algo que no a todo el mundo le gusta. Usa suéteres no muy anchos o tops para deporte.
  2. Llega temprano: No llegues sobre la hora de la clase. Procura llegar al menos 10 minutos antes para llenar tu hoja de inscripción, pagar la clase y acomodar tu espacio en el salón de clases, con los accesorios que se requieran según el estilo de yoga que hayas elegido.
  3. Sin zapatos, ni medias: Esto es una medida de seguridad para evitar que tus pies se deslicen por el mat. Además, al estar descalzo tendrás mejor apoyo para sostener tu cuerpo y podrás practicar tu balance y equilibrio.
  4. Ni muy lleno ni muy vacío: Procura no comer una comida ni muy pesada ni muy abundante justo antes de la clase de yoga. Si vas a tomar una comida abundante procura que sea al menos unas dos horas antes de la clase. Tampoco es recomendable asistir hambriento. Si no has comido nada, toma un snack liviano unos 20 minutos antes de la clase, en especial si has elegido un estilo de yoga intenso.
  5. Habla con el instructor: Si tienes lesiones, temporales o crónicas, si has tenido alguna cirugía o tienes alguna condición de salud, comunícaselas brevemente a tu instructor antes de iniciar la clase. Así podrá recomendarte los ajustes necesarios.
  6. A tu ritmo: ¡Es tu primera clase no te exijas demasiado! Quizá estés haciendo algunos movimientos por primera vez en tu vida. Ve descubriendo, poco a poco, las sensaciones en tu cuerpo, fíjate cómo te sientes, qué te agrada y qué no te agrada. Tu primera clase de yoga es una invitación para descubrir y comenzar a conectarte con tu cuerpo.
  7. Trátate con cariño: Date permiso para descansar; permítete relajarte poco a poco en tu durante la relajación final. Recuerda que el trabajo que estás haciendo no es solo físico. Con yoga también comienzas a practicar cualidades como paciencia, disciplina, compasión, respecto y gratitud, hacia ti mismo y hacia los demás.
  8. Ojos cerrados o cantar Ohm: En varios estilos de yoga, en algunas posturas o momentos de la clase se cierran los ojos. Si no te sientes cómodo haciéndolo, no lo hagas o mantén tus ojos entre abiertos. Igualmente, puede que en algunas clases se reciten mantras o se cante Ohm. Si no te sientes cómodo no tienes que hacerlo. Si quieres intentarlo, solo sigue al instructor o el ritmo de la clase.
  9. Usa tu respiración: Si en algún momento tus pensamientos comienzan a apoderarse de ti, usa tu respiración para relajarte. Inhala y exhala lento, sin forzarte, y poco a poco vuelve a tu ritmo.
  10. Disfruta y mantente positivo: En yoga no necesitamos perfección y mucho menos en la primera clase. Disfruta, sé curioso, sonríe y goza de tu experiencia. Y si te gusta mucho, no olvides anotarte para tu próxima clase ante de salir del estudio.